Decoración con papeles pintados
Algunos papeles vinílicos van preencolados, pero lo normal es que el pintor o el dueño de la casa tenga que aplicarles cola en la parte posterior para fijarlos a la pared. Existen diferentes tipos de pegamento:

-  Cola celulosa, para papeles normales.

-  Cola vinílica, utilizada para frisos vinílicos colocados sobre papeles del mismo material.

Los papeles pintados se utilizan para cubrir las paredes de una habitación salvando sus puertas, ventanas, chimeneas y otras estructuras fijas. También se coloca por detrás de los muebles de la habitación aunque sean muy pesados y voluminosos (caso de bibliotecas o aparadores) así como de los radiadores. En ocasiones, se aplica tan solo a una parte de la superficie, por ejemplo, cuando se crea un zócalo que llega hasta media altura y se pinta el resto de la pared de forma convencional o a una sola pared de la habitación. También existen rollos estrechos utilizados para colocar cenefas alrededor de la estancia, ya sea de forma independiente, ya como remate a otros papeles pintados.

Los papeles pintados se puede colocar en cualquier habitación de la casa incluida la cocina y los baños así como en otros espacios como comercios, hoteles, restaurantes, etc. Además de su utilidad estética puede tener un objetivo funcional como disimular una superficie imperfecta o evitar roces y desconchones, caso de las habitaciones de niños.